Recent Post

viernes, 9 de septiembre de 2011

La NASA descubre una "fase tardía" en las explosiones solares

La NASA descubre una "fase tardía" en las explosiones solares
Un 15 por ciento de las explosiones solares tienen distintas "fases de llamarada tardía" que no habían sido observadas y que pueden ayudar a predecir la meteorología solar que estalla hacia la Tierra desde el Sol, informó la NASA.

El Observatorio de Dinámica Solar (SDO) de la NASA analizó 191 explosiones solares desde mayo de 2010 y encontró que un 15 por ciento de las erupciones tienen una fase tardía después de unos minutos o tal vez horas de comenzar. También producen mucha más energía en el espacio de lo que se creía.

"Estamos empezando a ver todo tipo de cosas nuevas. Vemos un gran aumento en las emisiones, desde media hora a varias horas después (del origen de la explosión) que a veces es incluso mayor que la emisión de las fases originales de la llamarada", dijo Phil Chamberlin, subdirector científico del proyecto del SDO.

Chamberlin explicó que se han dado casos en los que si sólo se midieran los efectos de la erupción principal se estaría subestimando en un 70 por ciento la cantidad de golpes de energía que recibe la atmósfera terrestre.

Un mejor análisis de la cantidad de energía que se deposita en la atmósfera terrestre podrá ayudar a los científicos a cuantificar cuánta energía produce el Sol cuando entra en erupción.

El equipo de investigación encontró evidencias de estas fases tardías cuando comenzó la recolección de datos en mayo de 2010 y el Sol "decidió montar un espectáculo".

En la primera semana de observación empezaron a surgir nuevos brotes de diferentes tamaños, que dividieron por la intensidad de los rayos X que emiten en el pico de sus llamaradas.

"Durante décadas, medíamos las erupciones a través del pico de los rayos X. Pero empezamos a ver que los picos no se correspondían con los datos y pensamos que era una anomalía o que alguno de nuestros instrumentos estaba fallando", explicó Tom Woods, científico espacial en la Universidad de Colorado.

Sin embargo, a medida que confirmaron los datos con otros instrumentos, observaron que los patrones se repetían a lo largo de los meses.

EFE

0 comentarios:

Publicar un comentario

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More