Recent Post

Astroparticulas

La Física de Astropartículas o Astrofísica de Partículas es un campo relativamente reciente de investigación que se dedica al estudio de las partículas elementales de origen astrofísico.

Fisica de particulas

La física de partículas es la rama de la física que estudia los componentes elementales de la materia y las interacciones entre ellos.

Cosmologia

Estudiar y determinar la naturaleza, energía y lugar de origen de los rayos cósmicos como vía para comprender mejor el origen del Universo.

Noticias

Noticias sobre Fisica de Particulas, Astrofisica y Fisica Nuclear.

Videos

Videos sobre Fisica de Particulas, Astrofisica y Fisica Nuclear.

viernes, 30 de septiembre de 2011

Tevatron, el acelerador de partículas, cierra definitivamente

Tevatron, el acelerador de partículas, cierra definitivamente
El Tevatron, que fue el acelerador de partículas más potente del mundo hasta que entró en funcionamiento el LHC europeo, cierra definitivamente, tras 26 años de operación.

En esa gran instalación se han realizado descubrimientos fundamentales, como el hallazgo del quark top, en 1995, la última partícula elemental de la tabla de partículas del Modelo Estándar que quedaba por detectar. El cierre definitivo del acelerador fue anunciado a principios de este año cuando el Departamento de Energía de Estados Unidos decidió no seguir financiándolo.

La colaboraciones científicas de los dos grandes experimentos del acelerador estadounidense, CDF y DZero, con medio millar de expertos en cada una, seguirán trabajando para analizar todos los datos tomados en los últimos meses de colisiones de partículas. La gran mayoría de esos físicos participan también en los experimentos del LHC.

El Tevatron, en un anillo de 6,3 kilómetros de largo, acelera y hace colisionar haces de protones contra haces de antiprotones. El LHC, en comparación, mide casi 27 kilómetros de circunferencia y es mucho más potente.

En los últimos años, y mientras se retrasaba la entrada en funcionamiento del LHC, los físicos del Tevatron se aplicaron, con grandes dosis de competitividad científica, a la búsqueda del bosón de Higgs para intentar adelantarse al acelerador europeo. Pero finalmente ha quedado a este lado del Atlántico la opción de dar con la famosa partícula.

En el acelerador de Chicago han participado activamente científicos de tres instituciones españolas: el Instituto de Física de Cantabria (IFCA), el Instituto de Física de Altas Energías (IFAE), de Barcelona, y el Ciemat, de Madrid, según informa el Centro Nacional de Física de Partículas, Astropartículas y Nuclear (CPAN).

Fermilab ha organizado el cierre del Tevatron invitando a todos sus científicos y empleados a seguir la transmisión del cierre de las operaciones y a celebrar una gran fiesta de despedida después. Es la clausura de una de las grandes catedrales de la ciencia mundial de las últimas décadas.

ALICIA RIVERA | ELPAIS.com

jueves, 29 de septiembre de 2011

La luz de los cúmulos de galaxias apoya la relatividad

La luz de los cúmulos de galaxias apoya la relatividad
Investigadores de la Universidad de Copenhague (Dinamarca) han medido la luz procedente de cúmulos de galaxias lejanos y los resultados coinciden con los predichos por la teoría de la relatividad de Einstein para el llamado 'corrimiento al rojo gravitacional'. El estudio también apoya la existencia de materia oscura en el universo.

Según la teoría de la relatividad de Einstein, la gravedad afecta a la luz. La fuerza gravitatoria ejercida por objetos muy masivos hace que la luz de objetos lejanos –como galaxias o cúmulos– se desplace hacia el rojo del espectro electromagnético, en un fenómeno conocido como 'corrimiento hacia el rojo'. Hasta ahora, esto nunca se había comprobado en escalas mayores a la del sistema solar

“Esta es la primera medición de corrimiento al rojo gravitacional (redshift, en inglés) a escalas cosmológicas, ya que las detecciones previas se habían obtenido a escalas mucho menores, como la Tierra o el Sol”, destaca a SINC Radek Wojtak, investigador del Instituto Niels Bohr de la Universidad de Copenhague (Dinamarca).

El equipo danés ha medido el redshift gravitacional de la luz procedente de unos 8.000 cúmulos de galaxias incluidas en el catálogo SDSS (Sloan Digital Sky Survey). Los resultados, que se publican esta semana en Nature, son consistentes con las predicciones de la teoría de la relatividad.

Los investigadores compararon las galaxias que se encuentran en el centro de los cúmulos respecto a las de la periferia, y midieron pequeñas diferencias en el corrimiento al rojo. “Pudimos observar que la luz procedente de las galaxias del interior tenía que ‘arrastrarse’ a través del campo gravitacional, mientras que para la luz procedente de las del exterior salía más facilmente", explica Wojtak.

Después midieron la masa total de todo el cúmulo de galaxias y obtuvieron la energía potencial gravitatoria. Mediante la teoría general de la relatividad calcularon el desplazamiento al rojo gravitacional para las diferentes ubicaciones de las galaxias.

“Resultó que los cálculos teóricos del redshift gravitacional eran totalmente coherentes con las observaciones astronómicas”, recalca el investigador. “Nuestro análisis demuestra que el corrimiento al rojo de la luz está proporcionalmente compensado en relación con la influencia gravitacional procedente de la gravedad del cúmulo de galaxias, y nuestras observaciones se ajustan a la teoría de la relatividad”.

En las últimas semanas algunos planteamientos de esta teoría, relativos a que nada puede viajar a una velocidad superior a la de la luz, se han puesto en entredicho con los resultados del experimento OPERA, que ha detectado neutrinos a una velocidad ligeramente superior. “De confirmarse, no creo que pudiese afectar a nuestros resultados, ya que el efecto de ese experimento es extremadamente pequeño comparado con el corrimiento al rojo gravitacional”, señala Wojtak.

Relación con la materia y energía oscuras

El científico también destaca las aportaciones del estudio en la investigación del universo oscuro: “Nuestras mediciones apoyan sólidamente el modelo de materia oscura y son inconsistentes con la teoría alternativa denominada TeVes (Tensor-Vector-scalear gravity, que trata de explicar las observaciones por modificaciones en la gravedad sin asumir la presencia de materia oscura)”.

Otro de los principales componentes del universo es la energía oscura, que, según los modelos teóricos, actúa como si fuera un vacío que provoca que la expansión del universo se acelere. Según los cálculos basados en la teoría de la relatividad de Einstein, la energía oscura constituye el 72 por ciento de la estructura del universo. Muchas teorías alternativas tratan de explicar esa expansión acelerada sin la presencia de energía oscura, un asunto que también aborda el estudio.

“Ahora la teoría general de la relatividad ha sido testada a escala cosmológica y se confirma que la teoría general de la relatividad funciona, lo que implica que existen sólidos indicios sobre la presencia de energía oscura", apunta Wojtak. En cualquier caso los resultados tampoco excluyen otros modelos alternativos de gravedad.

SINC

miércoles, 28 de septiembre de 2011

Nebulosa del Huevo Frito, una colosal estrella hipergigante amarilla

Nebulosa del Huevo Frito, una colosal estrella hipergigante amarilla
Los astrónomos han utilizado el Very Large Telescope de ESO en Cerro Paranal, Chile, para fotografiar una colosal estrella que pertenece a una de las clases más raras de estrellas en el Universo, las hipergigantes amarillas. Esta nueva imagen es la mejor obtenida hasta ahora de este tipo de estrellas y muestra por primera vez el enorme envoltorio doble de polvo que rodea a la hipergigante central. La estrella y sus envoltorios se asemejan una clara de huevo alrededor de una yema, por lo que los astrónomos bautizaron el objeto como la nebulosa del Huevo Frito.

La monstruosa estrella, conocida por los astrónomos como IRAS 17163-3907, tiene un diámetro aproximadamente mil veces más grande que nuestro Sol. A una distancia de unos 13.000 años-luz de la Tierra, es la hipergigante amarilla más cercana que se conoce hasta la fecha y nuevas observaciones muestran que brilla alrededor de 500.000 veces más que el Sol.

"Se sabía que este objeto brillaba con mucha intensidad en el infrarrojo, pero sorprendentemente nadie lo había identificado hasta ahora como una hipergigante amarilla", dijo Eric Lagadec (Observatorio Europeo Austral), líder del equipo que obtuvo ​​las nuevas imágenes.

Las observaciones de la estrella y el descubrimiento de los envoltorios que la rodean, fueron realizados con la cámara infrarroja VISIR del Very Large Telescope (VLT) de ESO en Cerro Paranal, Chile. Estas son las primeras imágenes de este objeto que muestran claramente el material a su alrededor y ponen de manifiesto sus dos envoltorios casi perfectamente esféricos.

Si la nebulosa del Huevo Frito estuviera en el centro del Sistema Solar, la Tierra se encontraría en las profundidades de la estrella y el planeta Júpiter estaría orbitando justo sobre la superficie. La gran nebulosa que rodea a la estrella abarcaría todos los planetas y planetas enanos, e incluso algunos de los cometas que orbitan más allá de Neptuno. El envoltorio exterior tiene un radio que equivale a 10.000 veces la distancia entre la Tierra y el Sol.

Las hipergigantes amarillas se encuentran en una fase muy activa de su evolución, por lo que atraviesan una serie de eventos explosivos –esta estrella ha expulsado cuatro veces la masa del Sol en tan sólo unos pocos cientos de años. El material expulsado durante estos estallidos ha formado el extenso envoltorio doble de la nebulosa, compuesto de polvo rico en silicatos y mezclado con gas.

Esta actividad también muestra que probablemente la estrella sufrirá pronto una muerte explosiva –será una de las próximas explosiones de supernovas en nuestra galaxia. Las supernovas esparcen importantes elementos químicos al espacio interestelar que las rodea y las ondas de choque resultantes pueden poner en marcha la formación de nuevas estrellas.

El instrumento infrarrojo VISIR del VLT capturó esta deliciosa imagen de la nebulosa del Huevo Frito a través de tres filtros en el infrarrojo medio, representados aquí con los colores azul, verde y rojo.

Loading player...


ESO, Observatorio Europeo Austral

martes, 27 de septiembre de 2011

Estudiar los secretos del universo desde un túnel en Los Andes

Estudiar los secretos del universo desde un túnel en Los Andes
Un grupo de científicos pretende desvelar los secretos del universo desde un laboratorio de física de partículas subterráneo, el primero del hemisferio sur, que proyectan instalar en un túnel en la cordillera de Los Andes destinado a unir a Argentina y Chile.

El proyecto Andes involucra a científicos de Argentina, Brasil, Chile y México que han recibido el apoyo de colegas estadounidenses y europeos en pos de la cooperación en el estudio de la "materia oscura", los neutrinos y otras partículas subatómicas, explicó hoy a Efe su coordinador, el físico franco argentino Xavier Bertou.

También "hay mucho interés" en usar el laboratorio para estudios del impacto de los rayos cósmicos sobre el envejecimiento celular, de geofísica, para crear una red de sismógrafos entre Argentina y Chile, y del medio ambiente, en base a mediciones de muy baja radioactividad, agregó.

Calculó que construir este laboratorio valdrá unos 15 millones de dólares (11 millones de euros), "el equivalente al 2 por ciento" del coste del túnel vial Agua Negra, que unirá la localidad de Iglesia, en la provincia argentina de San Juan, con la chilena de Vicuña.

El túnel, cuya construcción comenzará en 2012, tendrá una extensión de unos 14 kilómetros y la instalación del laboratorio está prevista a más de 1.500 metros por debajo de la superficie, en las entrañas de Los Andes.

En una caverna principal se prevé espacio para dos o tres experimentos mayores, mientras que una cavidad secundaria albergará tres o cuatro pisos para múltiples estudios, con túneles de accesos, con un total de 2.500 metros cuadrados de superficie subterránea, informa la web del proyecto.

Además, se podría construir una tercera cavidad con forma de pozo cilíndrico, de 15 a 20 metros de diámetro y 20 metros de profundidad, para experimentos de gran tamaño, dijo el físico.

Harán falta al menos unos cinco millones de dólares para equipar al laboratorio para el estudio de la física de partículas, declaró Bertou, quien trabaja en el observatorio Pierre Auger, el más importante del mundo para el estudio de rayos cósmicos, situado en la provincia de Mendoza.

Bertou explicó que "gran parte" de los estudios de la "materia oscura" y de los neutrinos sólo se pueden hacer en laboratorios sepultados bajo rocas "que protegen de la interferencia de los rayos cósmicos que caen permanentemente sobre la Tierra".

Los científicos creen que el 85 por ciento de la materia del universo es la denominada "materia oscura", cuyas características son hasta ahora totalmente desconocidas.

El coordinador del proyecto Andes señaló que actualmente hay una docena de laboratorios subterráneos en el hemisferio norte, entre ellos el italiano Gran Sasso, donde se han medido los neutrinos que, aparentemente, "irían más rápido que la luz".

En este sentido, se podría cooperar con laboratorios subterráneos del hemisferio norte para estudiar los neutrinos sobre una base de miles de kilómetros.

"Debido al movimiento de la Tierra, hay algunos estudios en los que se ganaría mucho si se hacen en los dos hemisferios para poder triangular eventos extrasolares, como por ejemplo la explosión de una supernova", afirmó Bertou.

EFE

lunes, 26 de septiembre de 2011

La apoteosis de los neutrinos

La apoteosis de los neutrinos
"Un experimento impulsa el sueño de los viajes a través del tiempo". Éste fue el impresionante e insólito titular principal de la portada de EL MUNDO, en su edición impresa del sábado. Un día antes, en nuestra web, la principal noticia sobre los neutrinos que superaron el límite cósmico de la velocidad establecido por Albert Einstein no sólo se mantuvo durante toda la jornada como la más leída del día, sino que fue recomendada por 4.000 usuarios de Facebook, y casi 800 usuarios de Twitter.

Además, otras cuatro informaciones que publicó la sección de Ciencia de ELMUNDO.es sobre el mismo tema a lo largo del día también escalaron a las primeras posiciones de las noticias más populares. Y por si esto fuera poco, la narración en vivo de la presentación de los resultados del experimento que ofreció nuestra web, incluyendo una conexión con la retransmisión del seminario en Ginebra, tuvo una audiencia masiva.

En los 15 años que este periodista se ha dedicado a contar lo que se cuece en los laboratorios de todo el planeta, jamás me había sorprendido tan gratamente el inmenso impacto social que puede llegar a tener la ciencia en nuestra sociedad. Es cierto que no era la primera vez que la ciencia se convertía en el principal tema de una portada de nuestro periódico. También lo fueron la oveja Dolly, la secuenciación del genoma humano y la primera clonación de embriones humanos (que después resultó ser un fraude). Pero la fascinación por los neutrinos que habían desafiado a Einstein al viajar más rápido que la luz superó todas nuestras expectativas.

Fascinación por los neutrinos

Cuando mis compañeros y yo nos encontrábamos narrando en vivo la complejísima y enrevesada (aunque sin duda apasionante) presentación que hizo Dario Autiero de su experimento como si se tratara de un partido de fútbol seguido por miles de personas, creo que ni nosotros mismos nos podíamos creer del todo lo que estaba pasando. De repente, la física parecía haberse transformado en un espectáculo de masas, y nosotros éramos los comentaristas de este insólito 'carrusel' científico.

Pero, ¿por qué se produjo esta repentina fascinación por las partículas subatómicas? ¿Cómo podemos explicar la apoteosis de los neutrinos? ¿Puede alguien seguir manteniendo que la ciencia no interesa a 'la gente'? ¿O tendrá razón Eduardo Punset, al que tantas veces hemos oído decir que "la irrupción de la ciencia en la cultura popular es un hecho imparable"?

Creo que, una vez pasado el 'bombazo' mediático, merece la pena reflexionar un poco sobre sus causas, por lo que demuestran sobre la atracción irresistible de la ciencia en la sociedad, cuando se produce una gran historia y los medios de comunicación se ocupan de contarla bien.

Pablo Jáuregui | Artículo completo en ELMUNDO.es

domingo, 25 de septiembre de 2011

La velocidad de los neutrinos a debate

La velocidad de los neutrinos a debate
El director de la Organización Europea para la Investigación Nuclear (CERN), Rolf Heuer, inaugura este lunes el Congreso Mundial sobre Futuros Colisionadores Lineales, en el que científicos de 35 países debatirán sobre la nueva generación de aceleradores de partículas que se construirá tras el Gran Colisionador de Hadrones (LHC).

Los científicos del CERN anunciaron los resultados preliminares de una investigación en la que han descubierto partículas subatómicas más rápidas que la velocidad de la luz, lo que desafiaría una parte de las leyes fundamentales de la física enunciadas por Albert Einsten respecto a que nada en el universo puede viajar más rápido que la luz.

El pasado viernes 23 de septiembre en Santander, el director de la CERN abogó por la "prudencia" mientras se comprueban las "posibles soluciones" que expliquen la velocidad de estas partículas subatómicas llamadas neutrinos. Según el físico alemán, es "muy difícil" hacer una "interpretación" de este descubrimiento, ya que "hay que comprobar si es cierto o no a través de un experimento diferente" a la vez que insistió en que "no hay que pensar que Albert Einstein estaba equivocado".

El congreso que se celebra este lunes en Granada prevé reunir a 350 científicos de 35 países que deberán acercar posturas sobre cuál será el siguiente paso a dar por la comunidad científica internacional tras los experimentos realizados en el Gran Colisionador de Hadrones, el acelerador y colisionador de partículas ubicado en la sede del Laboratorio Europeo de Física de Partículas, en Ginebra (Suiza).

Los aspectos a discutir serán el estudio de la Física que se puede estudiar en ellos, el diseño y desarrollo de los elementos del acelerador propiamente dicho y el diseño y desarrollo de los detectores.

Lambda Centauri, una nube de hidrógeno y estrellas recién nacidas

Lambda Centauri, una nube de hidrógeno y estrellas recién nacidas
Una nueva imagen capturada por el instrumento Wide Field Imager del telescopio MPG/ESO de 2,2 metros, en el Observatorio La Silla de ESO en Chile, muestra la nebulosa Lambda Centauri, una nube de hidrógeno resplandeciente y estrellas recién nacidas en la constelación de Centaurus. La nebulosa, también conocida como IC 2944, es apodada la nebulosa del Pollo Corredor (Running Chicken Nebula), por la forma similar a un pájaro que algunos ven en su región más brillante.

En la nebulosa, ubicada a unos 6500 años luz de la Tierra, estrellas calientes recién nacidas, formadas en las nubes de hidrógeno, emiten un intenso brillo ultravioleta. Esta intensa radiación estimula a su vez a la nube de hidrógeno circundante, haciéndola brillar con un característico tono rojo. Este color rojo es típico de regiones de formación estelar, otro ejemplo famoso es la nebulosa de la Laguna.

Algunas personas ven la forma de un pollo en las fotos de esta región de formación estelar –de ahí su apodo–, aunque existe cierto desacuerdo sobre su ubicación exacta en la nebulosa, ya que es posible apreciar varias figuras con forma de pájaro a lo largo de la imagen.

Aparte del gas resplandeciente, otro signo de formación estelar en IC 2944 es la serie de manchas negras opacas sobre el fondo rojo en algunas partes de esta imagen. Estos objetos se conocen como glóbulos de Bok y son oscuros porque absorben la luz del fondo luminoso. Gracias a observaciones de estas nubes oscuras con telescopios infrarrojos, que son capaces de ver a través del polvo que normalmente bloquea la luz visible, se ha podido comprobar que hay estrellas en formación en muchos de ellos.

En esta imagen, la colección más importante de glóbulos de Bok es conocida como glóbulos de Thackeray, en honor al astrónomo sudafricano que los descubrió en la década de 1950. Visibles entre un grupo de estrellas brillantes en la parte superior derecha de la imagen, estos glóbulos aparecen en una famosa imagen tomada por el Telescopio Espacial Hubble NASA/ESA.

Mientras que el Hubble ofrece mayores detalles en su imagen de esta pequeña área, el Wide Field Imager del telescopio MPG/ESO de 2,2 metros, en el Observatorio La Silla de ESO en Chile, ofrece un panorama mucho más amplio, abarcando un área del cielo aproximadamente del tamaño de la Luna llena. Al igual que el zoom de una cámara le permite a un fotógrafo elegir el campo de visión más adecuado a la hora de tomar una imagen, los puntos de vista radicalmente diferentes que ofrecen los diferentes telescopios pueden proporcionar datos complementarios a los científicos que estudian objetos astronómicos que abarcan extensas áreas del cielo.

Si los capullos de estrellas en los glóbulos de Thackeray están todavía en gestación, las estrellas del cúmulo IC 2948, visibles al interior de la nebulosa, son sus hermanas mayores. Todavía jóvenes en términos estelares, con sólo unos pocos millones de años de edad, estas estrellas brillan con fuerza y su radiación ultravioleta proporciona gran parte de la energía que ilumina la nebulosa. Estas nebulosas brillantes viven poco tiempo en términos astronómicos (por lo general unos pocos millones de años), lo que significa que la nebulosa Lambda Centauri eventualmente se irá desvaneciendo a medida que pierda su gas y su fuente de radiación ultravioleta.

ESO, Observatorio Europeo Austral

El CPAN lanza la actividad divulgativa 'Física de partículas en el instituto'

El CPAN lanza la actividad divulgativa 'Física de partículas en el instituto'
El Centro Nacional de Física de Partículas, Astropartículas y Nuclear (CPAN) convoca la primera edición de Física de partículas en el instituto: ¡Investiga con el LHC!

Esta actividad consiste en un taller práctico donde se propone a estudiantes de secundaria que se conviertan en físicos de partículas por un día y analicen datos del Gran Colisionador de Hadrones (LHC), el mayor acelerador de partículas del mundo que opera el Laboratorio Europeo de Física de Partículas (CERN) en Ginebra, y que cuenta con una importante participación española.

El objetivo de la actividad es introducir al alumnado conceptos de física experimental de partículas mediante una serie de charlas introductorias y un sencillo ejercicio donde se plantea buscar alguna partícula fundamental o comprender sus interacciones. La actividad está guiada por investigadores de centros del CPAN que participan en los experimentos del LHC.

El taller Física de partículas en el instituto: ¡Investiga con el LHC! se desarrolla en el marco de la Semana de la Ciencia el próximo mes de noviembre. La actividad incluye un ciclo de conferencias en los institutos de educación secundaria que los centros pueden solicitar durante el curso 2011‐2012.

Enlace a la web de 'Física de partículas en el instituto. ¡Investiga con el LHC!'

Centro Nacional de Física de Partículas, Astropartículas y Nuclear (CPAN)

sábado, 24 de septiembre de 2011

La cola del asteroide Scheila surgió a causa de una colisión

La cola del asteroide Scheila surgió a causa de una colisión
Un estudio internacional liderado por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas ha demostrado que la cola del asteroide Scheila, avistado en diciembre de 2010, tuvo su origen en una colisión con un objeto menor. Durante apenas tres semanas Scheila mostró rasgos propios de un cometa, con un aumento repentino del brillo y el despliegue de una cola de polvo.

Los resultados de la investigación, publicados en la revista The Astrophysical Journal, parecen indicar que la franja situada entre las órbitas de Marte y Júpiter, conocida como cinturón principal de asteroides, podría ser más activa de lo que se pensaba.

Los asteroides del cinturón principal, donde se halla Scheila, giran en torno al Sol en órbitas casi circulares, de modo que no sufren los cambios de temperatura que, en el caso de los cometas, producen las características colas.

“Se barajaban varias explicaciones para este inusual fenómeno, pero dada la brusca disminución de brillo en pocos días lo acotamos a dos. Podía deberse a una colisión con otro objeto o a un proceso similar al que se registra en los cometas frecuentemente, y que consiste en la liberación repentina de gas y polvo por algún mecanismo desconocido hasta ahora, que produce a su vez un aumento del brillo. Sin embargo, las conclusiones de este trabajo descartan esta segunda opción”, explica el investigador del CSIC Fernando Moreno, del Instituto de Astrofísica de Andalucía.

Gracias a un complejo y preciso modelo numérico los investigadores de este estudio hallaron que la velocidad a la que fueron expulsadas las partículas que formaron la cola de Scheila solo podía explicarse con una colisión, y calcularon que dicha colisión se produjo en torno al 27 de noviembre. Además, estiman que el impacto expulsó unos veinte millones de toneladas de material y que el objeto que chocó contra Scheila medía entre 60 y 180 metros de diámetro.

Los resultados de esta investigación convierten a Scheila en un objeto peculiar por varias razones. “En primer lugar, se trata del séptimo objeto de lo que se conoce como cometas del cinturón principal, denominación que reciben los asteroides de esta región que muestran características propias de cometas. Además, constituye un ejemplo de colisión entre asteroides, algo muy poco común”, apunta Moreno.

A pesar de lo concurrida que se halla la franja en torno a Marte y Júpiter que ocupan y a la abundancia de choques que se produjeron en el pasado remoto del Sistema Solar, hoy día la mayor parte de los asteroides del cinturón principal se sitúan en órbitas bastante estables, y las colisiones, incluso sobre objetos grandes como Scheila, que mide unos 110 kilómetros de diámetro, son poco frecuentes.

Esta investigación, junto con los hallazgos cada vez más frecuentes de algún tipo de actividad en asteroides (el año pasado se registraron otros dos objetos con aumento súbito de brillo), parece apuntar a que esta región del Sistema Solar es más activa de lo que se creía.

Consejo Superior de Investigaciones Científicas

Neutrinos más rápidos que la luz: el CERN pide prudencia

Neutrinos más rápidos que la luz: el CERN pide prudencia
El director general del CERN, Rolf Heuer, ha lanzado un mensaje de prudencia ante los primeros resultados de un estudio que indican que los neutrinos alcanzan una velocidad superior a la de la luz, y ha animado a la comunidad científica a verificarlo ya que podría ser "revolucionario".

Heuer, quien ha impartido una conferencia sobre el origen del Universo y de la composición elemental de la materia en la 33 Bienal de Física que se celebra en Santander, ha explicado que, antes de nada, hay que comprobar y verificar este hallazgo que cuestionaría la teoría de Einstein de que nada supera la velocidad de la luz.

Tras asegurar que confía en los expertos que han trabajado en este estudio y que "cree" en él, Heuer ha pedido la colaboración de toda la comunidad científica para "asegurar" si el descubrimiento es "correcto", ya que si se verifica sería "revolucionario".

Además, el director general de la Organización Europea para la Investigación Nuclear (CERN, por sus siglas en francés) ha explicado que existe un estudio en Estados Unidos con unos resultados que van "en la misma dirección" que el elaborado por el CERN, aunque ha matizado que con una menor resolución.

Heuer ha querido dejar claro que este descubrimiento no supone que la teoría de Einstein sea errónea, porque pueden existir diferentes interpretaciones sobre el hallazgo, por lo que ha dicho que es el momento de que los teóricos se "coman la cabeza".

Sobre las posibles consecuencias que, de confirmarse, tendía el descubrimiento, el director general del CERN ha dicho que no repercutirá en la vida diaria, aunque sí en el conocimiento y la forma de entender el universo.

Por otra parte, Heuer se ha referido a la financiación de los programas de investigación y ha asegurado que, a pesar de la crisis económica, si existen buenos proyectos se encuentran recursos, por lo que ha animado a la comunidad científica a hacer atractiva a la sociedad sus investigaciones.

Así, ha explicado que cuando en los años 80 se hablaba de la antimateria nadie lo entendía y era una cuestión que no interesaba a nadie. Ahora, sin embargo, esta innovación, consecuencia de la investigación, tiene una aplicación práctica en los hospitales.

EFE

martes, 20 de septiembre de 2011

Impresionantes imágenes de una aurora austral desde el espacio

Impresionantes imágenes de una aurora austral desde el espacio. NASA
Astronautas de la Estación Espacial Internacional (ISS) han captado unas impresionantes imágenes de una aurora austral desde una perspectiva única, a 360 kilómetros sobre nuestro planeta, al tiempo que la plataforma orbital sobrevolaba el este de Australia y Nueva Zelanda durante la noche del 11 de septiembre.

El vídeo muestra una sinuosa cinta verde, con toques ocasionales de rojo cerca de su límite superior, que varía en apariencia, anchura y espesor a medida que la ISS avanza sobre ella. También puede observarse la curvatura de la Tierra.

Al igual que su homóloga en el hemisferio norte -la aurora boreal-, la aurora austral se produce cuando los iones del viento solar chocan con los átomos de oxígeno y nitrógeno en la atmósfera superior. Los átomos excitados por estas colisiones emiten la luz, ya que vuelven a su nivel original de energía, y crean una aurora visible. El color más comúnmente observado en la aurora es el verde, causado por la luz emitida por los átomos de oxígeno en longitudes de onda de 0,558 micrómetros. El rojo se genera por la luz emitida en una longitud de onda más larga (0,630 micrómetros), y otros colores como el azul y el morado también se observan ocasionalmente.

El vídeo fue realizado a partir de una secuencia de imágenes fijas tomadas por los astronautas. Una densa cubierta de nubes oculta la Tierra y la superficie del mar durante gran parte de la grabación, por eso aparece todo blanco. La curvatura de la superficie de la Tierra también es visible en el vídeo. La delgada línea de color amarillo-oro por encima es un resplandor causado por la liberación de energía de los átomos y las moléculas en la alta atmósfera. El sentido del movimiento de la ISS se ve acentuado por el cambio de campo de estrellas en el fondo y la rotación de un panel solar de la estación en la parte derecha de la imagen.

lunes, 19 de septiembre de 2011

Los misterios de Plutón atraen a la sonda New Horizons

Los misterios de Plutón atraen a la sonda New Horizons
En este preciso momento, una de las naves espaciales más rápidas jamás lanzadas (New Horizons o Nuevos Horizontes, en español, de la NASA) está avanzando a través del vacío casi 1,6 millones de kilómetros al día. Lanzada en el año 2006, ha permanecido en vuelo durante más tiempo que lo que duran algunas misiones y aún tiene cuatro años más de viaje por delante. New Horizons se dirige hacia el solitario Plutón, en el borde exterior del sistema solar.

Aunque los astrónomos ahora consideran que Plutón es un planeta enano, "en realidad es un lugar grande, tiene cerca de 8.000 kilómetros (5.000 millas) medidos a lo largo del ecuador", dice Alan Stern, quien es el investigador principal de la misión. "Y nunca ha sido explorado".

De hecho, ninguna nave espacial ha visitado Plutón y tampoco ningún otro planeta enano. "Esta es una clase de mundos completamente nueva", dice Stern. "Para entender al sistema solar necesitamos entender a los mundos como Plutón".

Plutón es un habitante del Cinturón de Kuiper, una región extensa que se encuentra ubicada más allá de la órbita de Neptuno. Stern cree que "el Cinturón de Kuiper contiene mil planetas enanos o más; ¡todo un zoológico de ellos! Los planetas enanos son, de hecho, los planetas más numerosos del sistema solar y, probablemente, de todo el universo".

Plutón es un mundo de misterios. En primer lugar, Stern se pregunta qué son las manchas, de color similar a la melaza, que observa el Telescopio Espacial Hubble en la superficie de Plutón. Algunos científicos piensan que podrían ser depósitos de materia orgánica primordial. "Los espectrómetros de la sonda New Horizons nos ayudarán a identificar los distintos tipos de moléculas orgánicas que hay en Plutón. Esperamos encontrar algo muy interesante".

Hubble recientemente aportó más intriga al detectar una nueva luna que gira en torno a Plutón; lo que da un total de cuatro. Imágenes compuestas de Plutón, tomadas por el telescopio Hubble, ahora se asemejan a un sistema planetario en miniatura. New Horizons buscará todavía más lunas conforme se vaya acercando al planeta enano.

La sonda se prepara para llevar a cabo un trabajo de detective; está equipada con instrumentos capaces de "superar a cualquier cosa que pudiera llevar la nave Voyager". Además de los espectrómetros con tecnología de punta, la sonda New Horizons maneja uno de los telescopios interplanetarios más grandes y con más alta resolución que jamás haya volado. Se llama LORRI (abreviatura de Long–Range Reconnaisance Imager, en idioma inglés o Generador de Imágenes de Reconocimiento de Largo Alcance, en idioma español).

"En su máximo acercamiento a Plutón (a alrededor de 10.000 km de altura), LORRI puede proporcionar una resolución tal que muestra detalles casi tan bien como una cámara espía. La vista será increíble. Si voláramos este instrumento sobre la Tierra a esta altitud, podríamos ver edificios y sus formas de manera individual".

¿Qué es lo que veremos en Plutón? Algunos investigadores dicen que podríamos detectar géiseres de hielo. Otros afirman que podríamos observar aquellos depósitos de materia orgánica. Stern simplemente dice: "¡Podría haber toda clase de sorpresas! Es una primera exploración de una nueva clase de planeta".

Lejos de casa, "la sonda New Horizons es como el Arca de Noé; nuestra nave tiene todo doble, a modo de reserva", cuenta Stern. "Dos calentadores, dos sistemas de cómputo, todo repetido, excepto los instrumentos científicos. E incluso aquellos tienen capacidad para respaldarse los unos a los otros".

Cuando New Horizons llegue a Plutón habrá viajado 9 años y medio (más que lo que cualquier otra nave espacial haya volado con el fin de lograr su objetivo principal). Para guardar energía y reducir el desgaste, ésta hiberna casi todo el tiempo. Pero todos los sistemas estarán listos para entrar en acción a su llegada en 2015.



Ciencia@NASA

domingo, 18 de septiembre de 2011

Un logro cuántico tal y como lo soñó Einstein

Un logro cuántico tal y como lo soñó Einstein
Un equipo de investigadores financiados con fondos comunitarios ha logrado por vez primera realizar un experimento de estabilización constante de un estado cuántico, una ambición del propio Einstein. El ilustre físico manifestó en su día que le hubiera gustado atrapar un fotón en una caja durante un segundo.

Ahora un equipo de científicos franceses ha logrado ir un paso más allá y mantener una cantidad constante de fotones en una cavidad de microondas de alta calidad de forma permanente. Sus resultados se han publicado en la revista Nature.

El estudio, dirigido por científicos del laboratorio Kastler Brossel de París (Francia), recibió fondos del proyecto AQUTE (Tecnologías cuánticas atómicas), financiado con 5.300.000 euros mediante el tema Tecnologías de la información y la comunicación (TIC) perteneciente al Séptimo Programa Marco (7PM) de la Comisión Europea.

Además, Serge Haroche, del Centro Nacional de Investigación Científica de Francia (CNRS) recibió una subvención avanzada (Advanced Grant) del Consejo Europeo de Investigación (CEI) por valor de 2,5 millones. Esta financiación formó parte de un proyecto titulado DECLIC (Exploración de la decoherencia de la luz en cavidades).

Gracias a los logros realizados cuatro años antes, en los que el equipo observó un mismo y único fotón de microondas atrapado en una caja cientos de veces, en este nuevo estudio el equipo estabilizó una cantidad concreta de fotones en una 'caja de fotones', una cavidad formada por dos espejos superconductores. Es la primera vez que se logra un experimento de estabilización cuántica.

Normalmente, el fotón, la unidad básica de luz, sólo puede observarse cuando desaparece. El ojo absorbe fotones destruyéndolos y transformando la información que contienen en el mismo momento que la registran.

Las estabilizaciones desempeñan una función importante en labores comunes, pues garantizan el funcionamiento de muchos sistemas, como los hornos, en los que la temperatura de calentamiento depende de un valor establecido. Un horno continúa calentándose hasta alcanzar la temperatura deseada, tras lo cual la mantiene en función de las lecturas del termostato.

El objetivo principal del proyecto DECLIC es comprender la transición de dispositivos cuánticos a clásicos. La información cuántica servirá para construir grandes sistemas cuánticos para tareas de comunicación o computación que están muy por encima de las capacidades de los dispositivos clásicos. No obstante, aún queda por averiguar si cabe la posibilidad de que exista otro mecanismo responsable de la desaparición de superposiciones de estados a escala macroscópica además de la decoherencia inducida por el entorno.

El proyecto DECLIC, que estará activo hasta 2015 se creó para explorar la dinámica de campos atrapados en cavidades y estudiar su decoherencia bajo distintas perspectivas. Implementará nuevas formas de generar estados no clásicos con grandes cantidades de fotones almacenadas en una cavidad o separadas no localmente entre dos cavidades.

El proyecto AQUTE pretende desarrollar tecnologías cuánticas basadas en sistemas atómicos, moleculares y ópticos tanto para computación cuántica escalable y tecnologías habilitadas para el entrelazamiento como para la metrología y la detección.

Además, científicos participantes en varios proyectos financiados por AQUTE confían en crear y aprovechar conexiones interdisciplinarias entre la física atómica, molecular y óptica y además incluir conceptos y configuraciones experimentales de sistemas de estado sólido para fortalecer las relaciones entre disciplinas en las fronteras de la ciencia de la información cuántica y otros campos de la física. AQUTE estará en marcha hasta 2013 y en él participan investigadores de Australia, Austria, Dinamarca, Francia, Alemania, Italia, Singapur, España, Suiza, Reino Unido y Estados Unidos.

Fundación madri+d

sábado, 17 de septiembre de 2011

La tormenta más grande vista hasta ahora en un planeta


La tormenta más grande vista hasta ahora en un planeta
Un estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Toronto (Canadá) ha observado cambios de brillo en una estrella enana marrón -aquellas que se sitúa en la escala entre las estrellas enanas y los planetas gigantes- lo que indica que sufre la tormenta más grande vista hasta ahora en un planeta.

Según han señalado los expertos, las enanas marrones y los planetas gigantes tienen atmósferas similares de manera que este hallazgo podría arrojar luz sobre los fenómenos climáticos que tienen lugar en los planetas extrasolares.

Como parte de un amplio estudio sobre las enanas marrones los científicos la observaron con una cámara infrarroja de un telescopio de 2,5 metros, en el Observatorio de Chile, gracias a la cual se han capturado las imágenes en las que se han podido observar las mayores variaciones en el brillo de una estrella de estas características.

En este sentido, la autora principal del documento, Jacqueline Radigan, ha explicado que "el cuerpo ha cambiado de brillo la friolera de un 30 por ciento en poco menos de ocho horas". Este fenómeno indica que "se podría estar observando una gigantesca tormenta furiosa en la enana marrón, tal vez una versión más grande que la de la Gran Mancha Roja de Júpiter en el sistema solar".

Del mismo modo, Radigan ha indicado que también podría tratarse de la visión de las capas más profundas de su atmósfera a través de grandes agujeros en la cubierta de nubes".

De acuerdo con los modelos teóricos, las nubes se forman en la enana marrón cuando pequeños granos de polvo hecho de silicatos y metales se condensa. La profundidad y el perfil de las variaciones de brillo de este cuerpo han ido cambiado durante semanas y meses, lo que sugiere que los patrones de nubes en su ambiente están evolucionando con el tiempo.

elindependientedecanarias.com

Los brazos de la Vía Láctea, producto de una colisión galáctica

Los brazos de la Vía Láctea, producto de una colisión galáctica
Los brazos en espiral de la Vía Láctea son resultado de una colisión entre nuestra galaxia y otra galaxia enana cargada con materia oscura, según afirma un nuevo estudio.

Según los astrónomos de la Universidad de Californa, Irvine, la galaxia Sagitario, ha colisionado dos veces en los últimos 2.000 millones de años contra la Vía Láctea.

Durante estos choques, la atracción gravitatoria de las galaxias hace que se formen corrientes estelares. El movimiento de rotación de la Vía Láctea provocó más tarde que estas corrientes adopten la forma de los brazos en espiral que ya conocemos.

La pequeña galaxia en sus colisiones pierde grandes cantidades de estrellas y de materia oscura que van a parar a los brazos de la Vía Láctea, según afirman los astrónomos en su artículo publicado en la revista Nature.

"Cuando la materia oscura golpeó por primera vez la Vía Láctea, entre un 80% y un 90% de esta materia fue despojada de la pequeña galaxia", afirma Chris Pircell, principal autor de la investigación.

De acuerdo con los investigadores, la galaxia Sagitario volverá a colisionar con la Vía Láctea, aunque este evento no sucederá hasta dentro de 10 millones de años, según sus previsiones.

RTVE.es

viernes, 16 de septiembre de 2011

Un planeta con dos soles

Un planeta con dos soles. NASA
Por primera vez se ha detectado el tránsito de un planeta frente a sus dos estrellas. El telescopio espacial Kepler de la NASA ha captado la presencia del cuerpo, con tamaño similar al de Saturno, en órbita alrededor de un sistema estelar binario.

“Es el primer descubrimiento directo de un planeta que da vueltas alrededor de dos estrellas. Es ‘directo’ porque lo hemos detectado moviéndose delante de ambos astros en el sistema Kepler-16”, explica a SINC Laurance R. Doyle, director del equipo e investigador del Centro de Estudios de Vida en el Universo Carl Sagan y del Instituto SETI.

Aunque ya se habían descubierto antes otros planetas circumbinarios (que orbitan entorno a dos estrellas, en vez de una), “estos hallazgos suponían la existencia del planeta por el movimiento de las estrellas, pero no localizaban el tránsito directo a través de los discos planetarios”, detalla Doyle. La técnica de tránsitos, empleada para descubrir exoplanetas, consiste en observar los cambios en la luz de una estrella cuando un planeta pasa por delante de ella.

En esta ocasión, a partir de las imágenes captadas por el telescopio espacial Kepler, los astrónomos pudieron observar el fenómeno de múltiples eclipses de este sistema. “También desarrollamos métodos para asegurar que el nuevo planeta rota entorno a los dos soles, y que no estábamos simplemente ante un sistema de estrellas binarias eclipsantes”, subraya Doyle.

“El telescopio Kepler tiene la mayor precisión fotométrica conseguida con estrellas, lo que nos ha permitido superar todos las inspecciones de tránsito anteriores”, explica Alan Boss, astrónomo de la Institución Carnegie para la Ciencia, que también ha participado en el estudio.

Primero encontraron un sistema binario de estrellas con dos eclipses, que sucedían cuando cada una de ellas bloqueaba, parcial o completamente, a la otra. Pero, en posiciones distintas a las del eclipse, el brillo de las estrellas también decaía. Esto indicaba que podría haber un tercer cuerpo involucrado.

Además, los terceros y cuartos ‘oscurecimientos’ de los astros ocurrían en distintas posiciones de sus órbitas cada vez. Ante la sucesión de todos estos eclipses, solo había una explicación posible: algo giraba alrededor de los dos soles.

El planeta mejor medido fuera del sistema solar

“Después observamos el efecto gravitacional de las dos estrellas en el tercer elemento para deducir sus características”, detalla Doyle. El planeta tiene una masa comparable a la de Saturno y los dos astros son más pequeños que el Sol. La masa de una representa el 20% de la solar y la de la otra, el 69%. A partir de estas relaciones, los investigadores sugieren que el planeta se formó en el mismo disco de polvo y gas que generó las estrellas.

“El sistema Kepler-16 nos puede revelar muchas cosas acerca de la formación de estrellas y planetas. Tenemos un conocimiento muy preciso que podemos comparar con nuestro propio sistema solar para intentar entender nuestro origen”, asegura Doyle.

Alan Boss aprovecha para relacionar su descubrimiento con una película de culto entre los aficionados a la ciencia ficción: “La relación con Star Wars es asombrosa: Hace 35 años imaginaron un planeta en órbita alrededor de dos soles (el planeta Tatooine), y la ciencia se ha puesto al día con esta secuencia”, afirma el astrónomo.

SINC

jueves, 15 de septiembre de 2011

Las estrellas más masivas que el Sol emiten vibraciones similares a las solares

Las estrellas más masivas que el Sol emiten vibraciones similares a las solares. NGC 1705
Un equipo internacional, con la participación de investigadores del IAC y el CAB, ha descubierto que las estrellas más masivas que el Sol emiten vibraciones similares a las solares. El hallazgo aporta nuevos datos sobre la estructura de las estrellas.

El Sol está en permanente ebullición. La energía que se genera en el centro de la estrella quiere escapar y, si este suceso no ocurre lo suficientemente rápido, las zonas solares más externas comienzan “a hervir”. Este proceso causa vibraciones que, a su vez, provocan variaciones en la luz de la estrella. Aunque el fenómeno sólo se había observado en estrellas de masa y temperatura semejantes a las del Sol, la comunidad científica barajaba la idea de que otras estrellas más grandes y calientes también podrían experimentar este tipo de variaciones. La teoría se ha tornado realidad gracias a las observaciones realizadas con el satélite de la NASA Kepler. El hallazgo, que aparece publicado en el último número de Nature, sugiere que estas estrellas de mayor tamaño tienen una estructura externa de naturaleza similar a la del Sol, un dato que podría tener implicaciones en el conocimiento de estos cuerpos.

La investigadora del Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC) Katrien Uytterhoeven y el investigador del Centro de Astrobiología (INTA-CSIC) Andrés Moya han participado en este trabajo que dirige la investigadora de la Universidad de Viena Victoria Antoci.

El equipo se ha servido de técnicas de astrosismología para desarrollar el estudio. Al igual que los sismólogos en la Tierra, los investigadores han analizado las frecuencias de las ondas sísmicas de estrellas entre un 50% y un 150% más masivas que el Sol. Su instrumento de trabajo han sido las variaciones de brillo que, desde 2009, el satélite Kepler capta con precisión en más de 170.000 estrellas. Estas variaciones emiten ‘sonidos’ que el equipo ha comparado con los que emiten las oscilaciones solares.

El ‘sonido’ que distingue al Sol se asemeja al de una olla hirviendo y es que, como explican los autores, las variaciones solares se producen por la convección –o ebullición- que experimentan sus capas externas. Los ‘sonidos’ que, hasta el momento, se asociaban con estrellas algo más masivas que el Sol eran diferentes ya que, en lugar de ebullición, sus variaciones surgen por un mecanismo denominado Kappa, que actúa de forma similar a un motor diesel. La convección se sustituye por radiación.

¿Por qué no son iguales? Cuanto más grande es una estrella, menor es su capa convectiva externa, hasta que llega a prácticamente desaparecer. Los procesos de convección responsables de las oscilaciones solares sólo se producen en este envoltorio, lo que explica la diferencia de sonidos a la hora de analizar sus oscilaciones. Los investigadores desconocían dónde se ubicaba la transición entre la existencia o no de esta zona de ebullición. Hasta ahora.

Una estrella, dos ‘sonidos’

El equipo de Moya y Uytterhoeven ha encontrado en HD187547, una estrella del tipo Delta-Scuti, la primera estrella de esa masa capaz de emitir los dos sonidos: el propio de los astros de su tamaño, y el que se asocia al Sol. Con este descubrimiento, explican los autores, se aporta una evidencia observacional de la teoría que los astrofísicos manejaban desde hace unos diez años: los investigadores intuían que las estrellas de mayor tamaño también debían de experimentar oscilaciones de tipo solar ya que, aunque el envoltorio en ebullición fuera de escasa profundidad (apenas el 1%), la convección debía ser lo suficientemente energética.

El estudio permite conocer en profundidad ese envoltorio conectivo mínimo de este tipo de estrellas masivas. Al tiempo, aporta mayor información sobre una de las partes más enigmáticas de estos cuerpos: su estructura interna. Dado que la HD187547 emite ambos tipos de variaciones, las técnicas astrosismológicas permitirán conocer el interior de la estrella con una precisión sin precedentes.

Los científicos también han determinado que HD187547 posee unas abundancias inusuales de algunos elementos químicos en su superficie, probablemente como consecuencia de la rotación tan lenta de la estrella. Los elementos más pesados van desapareciendo mientras que los elementos ligeros son empujados hacia la superficie. Este proceso físico se conoce como difusión y, en estrellas como HD187547, aún genera dudas en el seno de la comunidad científica.

Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC)

miércoles, 14 de septiembre de 2011

La estrella CoRoT-2a está aniquilando un planeta cercano

La estrella CoRoT-2a está aniquilando un planeta cercano
La estrella cercana CoRoT-2a, situada en la constelación del Águila, a unos 800 años luz de la Tierra, está produciendo un efecto devastador sobre un planeta que orbita a su alrededor extremadamente cerca. Este mundo, con una masa tres veces la de Júpiter, está siendo víctima de un bombardeo con un altísimo nivel de rayos X, 100.000 veces más intenso que el que la Tierra recibe del Sol, una radiación de alta energía que le hace perder 5 millones de toneladas de materia por segundo.

El observatorio Chandra de la NASA ha conseguido fotografiarlo. Nada parecido existe en nuestro Sistema Solar.

Los datos facilitados por Chandra determinan que la radiación que sufre el planeta es 100.000 veces más intensa que la que la Tierra recibe del Sol, una exposición que provoca que el planeta pierda alrededor de cinco millones de toneladas de materia por segundo.

La NASA ha señalado que este tipo de descubrimientos muestran "lo difícil que es sobrevivir" para algunos cuerpos espaciales. En cuanto a la gran actividad magnética de Corot-2a ha explicado que en el caso de las estrellas más jóvenes puede estar causada, precisamente, por la proximidad de un planeta. En este sentido, detalla que esta "pareja" lleva junta "entre cien millones y 300 millones de años".

El investigador de la Universidad de Hamburgo (Alemania) Sebastian Schroeter, ha apuntado que el planeta "puede estar acelerando la velocidad de rotación de la estrella, causando que sus campos magnéticos permanezcan activos más tiempo de lo esperado".

En este sentido ha indicado que la teoría viene reforzada por la presencia de otra estrella compañera que orbita a una distancia miles de veces más grande que la que existe entre la Tierra y el Sol. Esta estrella no se ha detectado en rayos X, "quizás porque no tiene un planeta cercano", ha indicado.

El planeta, llamado Corot-2b se encuentra a unos 880 años luz de la Tierra y tiene una masa de alrededor de 3 veces la de Júpiter.

La investigación aparece publicada en la revista Astronomy & Astrophysics.

martes, 13 de septiembre de 2011

Las galaxias no necesitan chocar entre sí para crear estrellas

Formación de estrellas en una galaxia
El telescopio espacial Herschel de la ESA ha descubierto que las galaxias no necesitan chocar entre sí para desencadenar el proceso de formación de estrellas. Estos resultados derrocan una antigua hipótesis y describen un proceso de evolución mucho más majestuoso.

Este descubrimiento está basado en las observaciones realizadas por Herschel en dos regiones del firmamento, cada una de un tamaño aparente equivalente a un tercio de la Luna llena.

Es como observar la historia del Universo a través del agujero de una cerradura – Herschel ha estudiado más de mil galaxias, cada vez más distantes, recorriendo un 80% de la historia del cosmos.

Herschel es capaz de analizar un amplio rango de frecuencias de la radiación infrarroja, lo que le permite estudiar el proceso de formación de las estrellas con un nivel de detalle sin precedentes.

Hace años que se sabe que la tasa de formación de estrellas experimentó un gran pico en las primeras fases del Universo, hace unos 10 mil millones de años. Por aquel entonces, algunas galaxias estaban formando estrellas a un ritmo de diez a cien veces mayor al que se puede observar en nuestra galaxia hoy en día.

En el Universo actual, estas tasas de formación de estrellas son poco habituales, y siempre parecían estar relacionadas con una colisión entre galaxias, por lo que los científicos supusieron que siempre había sido así.

Al estudiar galaxias muy lejanas, cuya luz comenzó a surcar el firmamento hace miles de millones de años, Herschel ha podido demostrar que esta hipótesis era errónea.

David Elbaz y sus colaboradores de CEA Saclay, Francia, han analizado los datos generados por Herschel y han llegado a la conclusión de que las colisiones entre galaxias sólo jugaron un pequeño papel en la evolución del Universo primitivo, a pesar de que algunas de las galaxias más jóvenes estaban formando estrellas a un ritmo vertiginoso.

Al comparar la cantidad de radiación infrarroja emitida por estas galaxias en distintas longitudes de onda, el equipo de investigadores ha podido demostrar que la tasa de formación de estrellas sólo depende de la cantidad de gas almacenado en la galaxia, independientemente de las colisiones que ésta sufra.

El gas es la materia prima para la formación de nuevas estrellas. Los resultados de esta investigación permiten enunciar una sencilla relación: cuanto más gas contenga una galaxia, más estrellas formará.

“Las colisiones sólo juegan un papel decisivo en aquellas galaxias que todavía no albergan una gran cantidad de gas, aportando el material necesario para desencadenar altas tasas de formación de estrellas”, aclara Elbaz.

Esto es lo que se puede observar en las galaxias de hoy en día, que tras haber estado formando estrellas durante más de 10 mil millones de años, han agotado la mayor parte de sus reservas gaseosas.

Esta investigación ofrece una explicación mucho más majestuosa para el proceso de formación de las estrellas, según la cual la mayor parte de las galaxias van creciendo de forma lenta y natural a partir del gas que atraen de sus alrededores.

“Herschel fue diseñado para estudiar el proceso de formación de las estrellas a lo largo de la historia cósmica”, aclara Göran Pilbratt, Científico del Proyecto Herschel para la ESA.

“Estos nuevos resultados cambian por completo nuestra percepción de la historia del Universo”.

ESA, European Space Agency

Cincuenta nuevos exoplanetas

Cincuenta nuevos exoplanetas
Un grupo de astrónomos han anunciado que, usando el mundialmente reconocido buscador de planetas de ESO, HARPS, pudieron obtener un enorme botín de más de 50 nuevos exoplanetas, entre ellos 16 súper-Tierras, una de las cuales orbita en el borde de la zona habitable de su estrella. Tras el estudio de las propiedades de todos los planetas encontrados hasta ahora por HARPS, el equipo comprobó que alrededor del 40% de las estrellas similares al Sol tienen al menos un planeta más liviano que Saturno.

El espectrógrafo HARPS, instalado en el telescopio de 3,6 metros en el Observatorio La Silla, en la Región de Coquimbo en Chile, es el buscador de planetas más exitoso del mundo. El equipo de HARPS, dirigido por Michel Mayor (Universidad de Ginebra, Suiza), anunció hoy el descubrimiento de más de 50 nuevos exoplanetas que orbitan estrellas cercanas, incluyendo dieciséis súper-Tierras. Este es el mayor número de exoplanetas anunciados simultáneamente. Estos nuevos hallazgos fueron presentados en una conferencia sobre Sistemas Solares Extremos que reúne a 350 expertos en exoplanetas en Wyoming, Estados Unidos.

"La cosecha de descubrimientos que nos ha dado HARPS ha superado todas las expectativas, e incluye una población excepcionalmente rica de súper-Tierras y planetas tipo Neptuno orbitando alrededor de estrellas muy similar a nuestro Sol. Y aún mejor: los nuevos resultados muestran que el ritmo de los descubrimientos se está acelerando", dice Mayor.

En los ocho años que lleva sondeando estrellas similares al Sol mediante la técnica de velocidad radial, HARPS ha permitido descubrir más de 150 nuevos planetas. Alrededor de dos tercios de todos los exoplanetas conocidos con masas menores a la de Neptuno fueron descubiertos por HARPS. Estos excepcionales resultados son el fruto de varios cientos de noches de observación con HARPS.

Mediante el análisis de observaciones realizadas con HARPS a 376 estrellas similares al Sol, los astrónomos lograron mejorar bastante la estimación de las probabilidades de que una estrella tipo Sol albergue planetas de baja masa (en comparación con los gigantes gaseosos). Descubrieron que el 40% de estas estrellas tienen al menos un planeta menos masivo que Saturno. La mayoría de los exoplanetas de masa igual o inferior a Neptuno parecen formar parte de sistemas con múltiples planetas.

El proceso de actualizaciones a sus sistemas de hardware y software está permitiendo elevar a HARPS a un nivel superior de estabilidad y sensibilidad en la búsqueda de planetas rocosos que pudieran albergar vida. Diez estrellas cercanas similares al Sol fueron seleccionadas para el nuevo sondeo. Estas estrellas habían sido observadas previamente con HARPS, por lo que se sabía que eran buenas candidatas para mediciones de velocidad radial extremadamente precisas. Tras dos años de trabajo, el equipo de astrónomos ha descubierto cinco nuevos planetas con masas menores a cinco veces la masa de la Tierra.

"Estos planetas serán unos de los mejores objetivos para los futuros telescopios espaciales que buscarán signos de vida en la atmósfera de otros planetas mediante la detección de huellas químicas, como evidencia de oxígeno", explica Francesco Pepe (Observatorio de Ginebra, Suiza), autor principal de uno de los artículos científicos más recientes.

Uno de los nuevos planetas descubiertos anunciado recientemente, HD 85512 b, posee una masa estimada de sólo 3,6 veces la masa de la Tierra y se encuentra en el borde de la zona habitable: aquella estrecha zona alrededor de una estrella donde el agua puede estar presente en forma líquida si las condiciones son apropiadas.

"Este es el planeta de menor masa confirmado y descubierto con el método de velocidad radial que potencialmente se encuentra en la zona habitable de su estrella, y el segundo planeta de baja masa descubierto por HARPS en el interior de la zona habitable", añade Lisa Kaltenegger (Instituto Max Planck de Astronomía, Heidelberg, Alemania y la Universidad de Harvard Smithsonian Center for Astrophysics, en Boston, EE.UU.), quien es experta en habitabilidad de exoplanetas.

El aumento en precisión de los sondeos realizados por HARPS permite ahora la detección de planetas con menos de dos masas terrestres. HARPS es tan sensible que puede detectar amplitudes de velocidad radial significativamente menores a 4 km/h -menos de la velocidad de una persona caminando.

"La detección de HD 85512 b está lejos de ser el límite de HARPS y demuestra la posibilidad de descubrir otras súper-Tierras en zonas habitables alrededor de estrellas similares al Sol", añade Mayor.

Estos resultados permiten a los astrónomos confiar en que pronto descubrirán nuevos pequeños planetas rocosos habitables alrededor de estrellas similares a nuestro Sol. Nuevos instrumentos permitirán impulsar esta búsqueda, entre ellos una copia de HARPS que será instalado en el Telescopio Nazionale Galileo en las Islas Canarias, para estudiar las estrellas en el cielo del norte, además de un nuevo y más potente buscador de planetas, llamado ESPRESSO, que será instalado en el Very Large Telescope (VLT) de ESO en Cerro Paranal, Chile, en 2016. En un futuro algo más lejano se espera que el instrumento del CODEX, para el European Extremely Large Telescope (E-ELT), impulse esta técnica a un nivel aún superior.

"En los próximos diez a veinte años deberíamos tener la primera lista de planetas potencialmente habitables en la cercanías del Sol. Hacer una lista es esencial antes de que futuros experimentos pueden buscar posibles huellas espectroscópicas de vida en las atmósferas de exoplanetas", concluye Michel Mayor, quien descubrió el primer exoplaneta de la historia alrededor de una estrella normal en 1995.


ESO, Observatorio Europeo Austral

lunes, 12 de septiembre de 2011

Un investigador español premiado por mejorar los aceleradores de partículas

El investigador español Rogelio Tomás García
El investigador español Rogelio Tomás García ha sido galardonado por el Grupo de Aceleradores de la Sociedad Europea de Física con el premio Frank Sacherer a jóvenes investigadores por sus contribuciones a la mejora de los aceleradores de partículas, siendo el primer español que recibe este premio desde su creación en 1994.

El jurado internacional ha valorado sus trabajos de mejora en el diseño de la óptica de los actuales aceleradores de partículas como el Gran Colisionador de Hadrones (LHC) del CERN, donde Tomás trabaja actualmente, o el RIHC (EE.UU.). El premio ha sido entregado en una ceremonia en la segunda conferencia internacional sobre aceleradores de partículas (IPAC 2011), que se ha celebrado en San Sebastián del 5 al 9 de septiembre.

Rogelio Tomás García (Cuenca, 1976) es licenciado en Ciencias Físicas por la Universidad de Valencia y realizó su tesis doctoral en el Centro Europeo para la Investigación Nuclear (CERN) bajo la supervisión de Frank Schmidt y Ángeles Faus-Golfe, investigadora del Instituto de Física Corpuscular (IFIC, CSIC-Universidad de Valencia). Este trabajo de investigación trataba de medir la dinámica no lineal de las partículas del SPS (el acelerador de partículas que inyecta protones al LHC). La dinámica no lineal hace referencia a la tendencia de las partículas a “desviarse” de su movimiento armónico descrito por la física clásica cuando se produce su interacción, tendencia que puede llegar a provocar un movimiento caótico.

Los resultados de esta tesis se han usado en otros aceleradores para medir y corregir la dinámica no lineal y mejorar el periodo útil de los haces de partículas (como por ejemplo en DIAMOND, un acelerador del tipo sincrotrón situado en el Reino Unido). Posteriormente, Tomás se trasladó al acelerador RHIC de los Estados Unidos, el primero en conseguir reproducir el estado primigenio de la materia al colisionar iones pesados, para continuar estudiando cómo medir la dinámica no lineal de las partículas. Pero esta vez introdujo una innovación, un dipolo con corriente alterna, demostrando así por primera vez que era posible medir así las no-linealidades de la máquina.

Tras su paso por RHIC, Tomás recaló en el sincrotrón ALBA de Barcelona, donde trabajó en un software para corregir la dinámica lineal. Desde 2005 forma parte del centenar de españoles que integra la plantilla del CERN, el mayor laboratorio de física de partículas del mundo. Sus intereses investigadores se reparten entre la medida y corrección de la óptica en el LHC, el mayor y más potente acelerador de partículas del mundo, y el diseño de la focalización final de CLIC (el futuro acelerador lineal que diseña el CERN).

Su trabajo ha contribuido a conseguir una corrección de la óptica del LHC, sistema que se emplea para focalizar las partículas que circulan por el anillo del acelerador y hacerlas colisionar justo en los puntos de interacción señalados (los experimentos ATLAS, CMS, LHCb y ALICE). Esta labor ha conseguido reducir en niveles récord los porcentajes de error en la talla del haz (10% de error en las funciones beta, cuando normalmente es del 20% o superior).

Respecto al futuro acelerador CLIC, Tomás corrigió el diseño existente aumentando la luminosidad (cantidad de colisiones de partículas por unidad de tiempo y superficie, lo que da la medida del número de datos que se podrán analizar) un 70%. Este diseño se ensaya también en el acelerador ATF2 del laboratorio KEK de Japón (un banco de pruebas para los futuros colisionadores lineales).

Esta trayectoria le ha valido el Premio Frank Sacherer "a la primera parte de la carrera investigadora de una persona por haber realizado una contribución reciente y significativa al campo de los aceleradores de partículas”. En concreto, el jurado de esta edición, encabezado por Christopher Prior, de la Universidad de Oxford, ha destacado sus “muchas contribuciones significativas en una carrera relativamente corta”, particularmente “por su trabajo innovador en el diseño de la óptica y por sus contribuciones a las actualizaciones de las operaciones del LHC”, entre otras aportaciones.

Asimismo, el jurado destaca su talento “tanto como físico teórico como experimental”, y que, “en un corto espacio de tiempo, ha destacado como uno de los más ingeniosos y eficientes expertos del CERN en óptica de los haces de partículas, con una prometedora carrera por delante”.

En la ceremonia celebrada han sido galardonados también los investigadores japoneses Shin-ichi Kurokawa, por su “liderazgo en el diseño, construcción y operación de varios aceleradores de alta energía” y su contribución al “intercambio científico entre Japón, Asia y el resto del mundo”, y Yasushige Yano, “por su liderazgo en el diseño y construcción de RIBF”, una nueva instalación en física nuclear que ha logrado “importantes avances en la tecnología de ciclotrón”.



CPAN, Centro Nacional de Física de Partículas, Astropartículas y Nuclear

domingo, 11 de septiembre de 2011

Un sensor cuántico que contribuirá a medir la masa del neutrino

Un sensor cuántico que contribuirá a medir la masa del neutrino
El investigador de la Universidad de Granada (UGR) Daniel Rodríguez, ha recibido una Starting Grant del Consejo Europeo de Investigación para construir un sensor cuántico capaz de medir masas de núcleos atómicos con una exactitud y precisión sin precedentes. Este aparato será capaz de medir masas de núcleos atómicos con una precisión de 1 billón de veces más pequeña que la medida de la masa del átomo, lo que permitiría medir la masa del neutrino o de elementos superpesados creados en laboratorios como GSI (Alemania) o RIKEN (Japón). La financiación europea asciende a 1,5 millones de euros. En el proyecto también colabora el Centro Nacional de Física de Partículas, Astropartículas y Nuclear (CPAN).

La construcción de este dispositivo será posible gracias a una subvención de 1,5 millones de euros otorgada por el Consejo Europeo de Investigación en el marco de la temática “Constituyentes fundamentales de la materia”. El innovador dispositivo que se construirá en la UGR podrá medir las masas de los llamados elementos superpesados, que no existen en la naturaleza y sólo se producen en reacciones nucleares de fusión en cuatro laboratorios: Berkeley (EEUU), DUBNA (Rusia), RIKEN (Japón) y GSI (Alemania). Se trata de elementos que tienen un número atómico entre Z=104 y Z=118.

El elemento más pesado que existe en la naturaleza es el uranio (Z=92), si bien otros más pesados que el uranio pueden producirse en reactores de manera artificial. El sensor cuántico desarrollado en Granada permitirá medir las masas de estos elementos en el GSI de Alemania, donde los científicos trasladarán el dispositivo una vez termine de construirse en la UGR. Hasta la fecha el elemento más pesado que se ha medido es el No (Z=102) cuyos resultados fueron publicados por la colaboración SHIPTRAP, de la que forma parte el propio Daniel Rodríguez, en Nature en el año 2010.

Asimismo, este dispositivo se ha diseñado para contribuir decisivamente a la medición de la masa del neutrino, tan pequeña que hasta hace bien poco se pensaba que era 0. Esto se hará con la medida del valor Q de la desintegración del 187Re al 187Os. En ésta se emiten un electrón y un antineutrino que se reparten la energía total, también llamada valor Q. La colaboración internacional MARE, donde participa la NASA, estudia el final del espectro de electrones provenientes del decaimiento del 187Re utilizando bolómetros con el fin de obtener la masa del antineutrino, siguiendo una “vieja” idea de Enrico Fermi en 1934. Para obtener un valor definitivo de la masa se necesita la medida precisa de los isótopos padre e hijo, cuya diferencia nos da el valor Q. Este experimento se llevará a cabo en la Universidad de Granada.

El sensor cuántico consiste en un ión de calcio suspendido en vacío en una trampa magnética (Penning trap) y enfriado con luz de un láser. El enfriamiento se da siempre y cuando esta luz tenga una frecuencia igual a la diferencia de energía entre dos niveles energéticos del electrón menos ligado en la corteza. En física cuántica, la luz se comporta también como partícula. A las partículas de luz se les llama fotones y tienen una energía relacionada con la frecuencia a través de la llamada constante de Planck. En el proceso de enfriamiento el electrón más externo del ión se mueve de un estado de energía a otro, absorbiendo fotones y emitiendo fotones, lo que se quiere utilizar para pesar átomos individuales.

Para ello se coloca el ión que se quiere pesar en la trampa magnética contigua a la del sensor. Ambos iones pueden “conectarse” en vacío a través del electrodo que los separa igualando sus frecuencias de oscilación, y de este modo transferir energía entre sí, por ejemplo del ión que se quiere medir al ión del sensor. Esto, de interés en campos como la computación cuántica, no se ha conseguido hasta la fecha.

Daniel Rodríguez es Investigador Ramón y Cajal en el Departamento de Física Atómica Molecular y Nuclear de la UGR desde noviembre de 2009. Previamente ha disfrutado de un contrato postdoc del Centro Nacional de Física de Partículas, Astropartículas y Nuclear (CPAN), y ha sido también investigador Juan de la Cierva en las universidades de Huelva y Granada, donde se incorporó avalado por el catedrático Antonio M. Lallena Rojo. Ha realizado estancias en el Instituto Max-Planck de Física Nuclear de Heidelberg (Alemania); en el Laboratorio de Física Corpuscular de Caen (Francia); en el GSI de Darmstadt (Alemania) y en el CERN (Organización Europea para la Investigación Nuclear) de Suiza.

Rodríguez es también portavoz de la colaboración internacional MATS en FAIR, integrada por 87 científicos de 24 institutos y universidades de 10 países (Alemania, Bélgica, Canadá, España, Estados Unidos, Finlandia, Francia, India, Rusia y Suecia). Coautor en más de 40 publicaciones indexadas, entre ellas un artículo en Nature y cuatro Physical Review Letters, Rodríguez ha sido ponente en numerosos congresos internacionales, el último “Particle and Nuclei International Conference” celebrado entre al 24 y 29 de julio de 2011 en el Instituto Tecnológico de Massachusetts en Estados Unidos, donde presentó por primera vez el proyecto del sensor cuántico.




Centro Nacional de Física de Partículas, Astropartículas y Nuclear (CPAN)

Una nueva imagen del cúmulo abierto NGC 2100

Una nueva imagen del cúmulo abierto NGC 2100
El New Technology Telescope (NTT) de ESO en el Observatorio La Silla, en Chile, obtuvo esta impresionante imagen del cúmulo abierto NGC 2100. Este cúmulo de estrellas brillantes tiene alrededor de 15 millones de años de edad y está ubicado en la Gran Nube de Magallanes, una galaxia vecina a la Vía Láctea. El cúmulo está rodeado de gas brillante proveniente de la cercana Nebulosa de la Tarántula.

Los observadores suelen pasar por alto NGC 2100 debido a su proximidad a la impresionante Nebulosa de la Tarántula y al súper cúmulo de estrellas RMC 136. El gas incandescente de la Nebulosa de la Tarántula intenta robar la atención en esta imagen –los colores brillantes corresponden a las partes exteriores de la nebulosa. Esta nueva imagen fue creada a partir de exposiciones realizadas a través de varios filtros de diferentes colores con el instrumento EMMI en el New Technology Telescope de ESO en el Observatorio La Silla, en la Región de Coquimbo en Chile. Las estrellas aparecen con sus colores naturales, mientras que la luz del hidrógeno ionizado (en rojo) y el oxígeno (en azul) está superpuesta.

Los colores que aparecen en las nebulosas dependen de las temperaturas de las estrellas que las iluminan. Las calientes estrellas jóvenes en la Nebulosa de la Tarántula, agrupadas en el súper cúmulo RMC 136, se ven en la zona superior derecha de esta imagen, y son lo suficientemente potentes como para hacer brillar el oxígeno, visible como una nebulosidad azul en esta imagen. Debajo de NGC 2100, el brillo rojizo puede corresponder al fin de la influencia ejercida por las estrellas calientes de RMC 136, o bien a que estrellas más frías y antiguas, capaces de excitar únicamente el hidrógeno, son la influencia dominante en esta región. Las estrellas que componen NGC 2100 son más antiguas y menos energéticas, y por lo tanto tienen poca o ninguna nebulosidad asociada a ellas.

Los cúmulos estelares son grupos de estrellas que se formaron casi al mismo tiempo de una misma nube de gas y polvo. Las estrellas con mayor masa tienden a formarse en el centro del cúmulo, mientras que aquellas menos masivas dominan las regiones exteriores. Esto, unido al mayor número de estrellas concentradas en el núcleo, hace que el centro del cúmulo sea más brillante que los bordes.

NGC 2100 es un cúmulo abierto, lo que significa que sus estrellas están unidas débilmente por la gravedad. Estos grupos tienen una esperanza de vida que se mide en decenas o cientos de millones de años, tras lo cual terminan dispersándose por la interacción gravitacional con otros cuerpos celestes. Los cúmulos globulares, aparentemente similares para el ojo inexperto, contienen muchas más estrellas antiguas y están unidos más fuertemente, por lo que alcanzan una vida mucho más larga: varios cúmulos globulares tienen una edad estimada similar a la del propio Universo. Así, mientras NGC 2100 podría ser mayor que sus vecinos en la Gran Nube de Magallanes, sigue siendo muy joven para los estándares de cúmulos estelares.

ESO, Observatorio Europeo Austral

sábado, 10 de septiembre de 2011

El científico Jeffrey Hangst y la antimateria

El científico Jeffrey Hangst y la antimateria
El científico estadounidense Jeffrey Hangst ha afirmado que un solo gramo de antimateria tendría un poder destructivo similar al de la bomba atómica lanzada sobre Hiroshima, si bien ha descartado la idea de construir un artefacto así.

En una entrevista concedida a Efe con motivo de su participación en un coloquio sobre ciencia, Hangst, que el pasado noviembre consiguió atrapar átomos de antimateria durante más de mil segundos, ha desgranado algunos detalles de su investigación.

Entre las preguntas a las que trata de dar respuesta, destaca por qué el universo acabó siendo de materia cuando podía haberlo sido de antimateria, que no es sino "la imagen espejo", su "opuesto".

Y cómo sería un universo de antimateria. Hangst responde que según las teorías que se manejan en la actualidad sería "exactamente igual" al que conocemos. "La materia y la antimateria -comenta- son como la izquierda y la derecha. Las dos son válidas, pero no pueden existir juntas y cuando se encuentran se aniquilan entre sí. No sabemos cuál es la diferencia. Creemos que al principio del universo existieron en las mismas cantidades, pero solo nos queda materia y no sabemos por qué".

"Estamos esperando para hacer nuestras mediciones más importantes y ver si la teoría sirve o la tenemos que modificar, cambiar nuestro modelo del universo", resume.

Preguntado por la capacidad destructiva del choque entre materia y antimateria, refiere el dato de la bomba atómica, aunque insiste en que costaría un billón de años construirla cuando el universo solo tiene trece mil millones de años.

"Requeriría más energía de toda la que conocemos en la Tierra", prosigue Hangst, quien subraya la peligrosidad de trabajar con la antimateria. "Si tengo uranio o plutonio, eso puede estar aquí en el suelo y no es peligroso mientras no hagamos nada con él. Si tuviera un gramo de antimateria, tendría que estar aislado. Cualquier dispositivo que lo sujetara tendría que estar funcionando todo el tiempo, porque si ese gramo escapa; yo y todos desaparecemos", apunta.

Hangst apunta que la antimateria ya se usa en procedimientos médicos como la tomografía por emisiones de positrón. Según explica, en ese procedimiento se coloca una cantidad de antimateria en el cuerpo y en el momento de la aniquilación se toma una imagen, si bien se emplea una cantidad ínfima.

Respecto al futuro de su trabajo, Hangst expresa su confianza por los avances del último año. En concreto, se encuentra estudiando el antihidrógeno y espera resolver si éste responde a las mismas leyes físicas que el hidrógeno.

La investigación tiene el objetivo de hacer una medición que demuestre que hay una diferencia entre materia y antimateria. Y si eso ocurriera, ríe, "el problema ya sería de otro, los teóricos tendrían que explicarlo y, bueno, ganaría el premio Nobel".

Sobre la posibilidad de que la antimateria solucionara el problema de la energía mundial, reitera que para hacer antimateria se necesita más energía que la se produce en la aniquilación. "Es una perdedora como fuente de energía. A no ser que encontráramos algo de antimateria, que es lo que debió de pasar en Star Trek", bromea.

EFE

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More